Crónica del corro de ... Campohermoso (25/07/2008)
 
Cadrilada
Gocha
Sin duda lo mejor del corro fue precisamente eso, que 25 años después volvieran los aluches al pueblo. No fue un corro más, había en el ambiente algo especial, se oía murmullo entre el público, hacía mucho tiempo no se vivía ese ambientillo. El libro editado con motivo del corro, donde se hace un repaso a la historia de los aluches y “aluchadores” del pueblo, con fotos antiguas, con entrevista a Salustiano, gran luchador ya fallecido…en fin muchos pequeños detalles que hicieron un corrin mil sentido.
Lo único menos bueno fue que debido a la gran afluencia de publico, cerca de cien personas tuvieron que seguir el corro de pie. (Como el corro era de entrada gratuita… tampoco era para protestar)
 
Montaña
Ribera
Aquello que se veía detrás de los pendones ondeando al viento, era la peña. Debajo de esas peñas que dan cobijo a todos esos luchadores del pueblin que siempre han luchado por la montaña, que persistentemente luchan año tras año con la montaña aunque la ribera siempre les tiente pues la cercanía también “tira”. Como ellos decían eso de ser de la montaña es mas que ser de un sitio, es un sentimiento.
Flechina aun acudiendo a pocos corros se metió ente los cuatro primeros y sólo Hector pudo impedir, en un combate vibrante, disputado, noble avanzar a la final. Siempre sonriente, siempre respetuoso, nunca un mal gesto…algunos luchadores deberían aprender de él.
 
El Gallo
Mazapán
Hubo muchos gallos en el corro. Los cuatro campeones del día, los siete campeones provinciales, los otros dieciséis luchadores del pueblo que han ganado corros. Los gallos de pluma que cantaban por las huertas. Los poster de los luchadores delante de la casa donde se criaron…
Lucharon mucho y bien muchos como Angel Vega de Cistierna, sorprende ver tanto luchador en un cuerpo “tan ruin”. Fernando de Campohermoso la gente susurra ¿cómo se puede luchar tan bien y no aparecer por los corros? Tiene raza, tiene chispa, tiene ese saque que sólo se bebe en Campohermoso, una delicia para la vista, para el espectáculo. David de La Vecilla muy motivado y con ganas, le dio una caída a Clemente que duró diez segundos desde que “se preparó” hasta que “la preparó” y le tiró. Alvaro de Boñar que a pesar de luchar con 30 kg. menos les dio bien de guerra a todos.
 
Personaje
Anecdota
Indudablemente un día así no puede haber sólo uno. Hubo casi mil…aficionados que aun siendo viernes tarde no quisieron perderse sin duda un momento histórico. El reconocimiento a todo un pueblo, a todo un sin fin de luchadores, a toda la lucha leonesa en la persona de Manolete, José Miguel, Mili, Pedrito, José Pedro, Josines y Héctor. Ellos fueron los campeones, tuvieron suerte pues otros no menos mañosos también lo merecieron. A todos les llegó el sentido homenaje. Esta vez el aplauso llegó en vida. A todos los presentes se les puso “la carne de gallina” al ver salir uno a uno a los campeones y los encargados de entregarles el gallo isidoriano como trofeo.
Como el prao estaba un poco en cuesta algunos luchadores intentaron “buscar su sitio” dependiendo de la maña que fueran a hacer.